OPINIÓN

Comparte:

El laberinto de la muerte

Hace poco me preguntaron que opinión le merecía a la muerte. La pregunta flotó a la intemperie por unos minutos, la respuesta se volvió indescifrable y el aire se volvió como un vidrio denso que se quebraba en los pulmones al respirar. «La muerte es lo inevitable de la vida» fue la respuesta dada de forma mecánica, inconsciente, fría