Destellos y Eclipses

Photo by Julia on Pexels.com

Destellos 

El sol se despertó tempranito, casi de madrugada… sus rayos iluminaban los esteros, las llanuras, las montañas. ¡Buscaba a su amada y no la encontraba!

Al otro lado del mundo, su novia; la luna, aún dormitaba, esperando por él… sollozaba, dejando caer lágrimas en forma de estrellas sobre su almohada.

Eclipses

Después de buscar… “él”, muchas lagrimas derramadas… “ella”. Sin importar tristezas ni martirios. Siempre buscando esperanzados… ¡Un día! Nos sorprenden, ¡se encuentran!

Algo mágico y único sucede: se funden en un beso que dura solo un instante… pero parece eterno. Tan hermoso, que el mundo se paraliza… solo para contemplarlo.