Mente sana en cuerpo sano

No me tienen que repetir
“mente sana en cuerpo sano”
ni que al día dos kilos gano
pues, si insisten en insistir
sin descaro voy a admitir
que a todo esfuerzo soy reacio
y que el ocio es mi palacio.
Sé que aunque negarlo intente
resulta más que evidente
pero… ¡nunca iré al gimnasio!

-DasG-