Glosas de mayo – junio

El suyo era un mundo ajeno
que jamás se había poseído
y fue en su primer descuido
que transformé… todo en cieno.

Ella, lejana y callada
refugiada en su burbuja;
su recuerdo me dibuja
la sonrisa embelesada,
parecía estar encantada
su perfil siempre sereno
verla hacía, cada día ameno
la observaba a la distancia
su soberbia era elegancia…
El suyo era un mundo ajeno.

En las nubes su castillo
pretendía la seguridad
de sortear la calamidad
de ser presa de algún pillo
mas, su esplendoroso brillo
era en el cielo un rugido
que, como lo más prohibido
y sin el menor decoro
prometía ser un tesoro
que jamás se había poseído.

Una tarde, de repente
sonrió de causalidad
e hice mía la oportunidad
para llegar a su fuente
tomé, por atajo el puente
que su risa había construido
me acerqué sin hacer ruido,
atravesé su armazón,
le sustraje el corazón…
y fue en su primer descuido.

Hubo un tiempo en que cuidé
su inocente corazón
luego, sin mediar razón
marchité toda su fe
con un ligero traspié
arruiné todo el terreno;
de su corazón, tan bueno
no quedó, ni media pieza.
Debo asumir con tristeza
que transformé… todo en cieno.

Anuncios

Un comentario en “Glosas de mayo – junio

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.