Adiós

Ha tenido que pasar dieciocho años de mi vida para, al fin, darme cuenta del verdadero significado de un adiós. Hasta entonces tenía una definición inexacta, equívoca, errónea e incorrecta.

Tal vez me equivoco al decir que realmente lo sé. Pueda que para alguien más tenga un significado distinto, otra relevancia y hasta otro nivel de impacto en su vida.

Aún me cuesta decir adiós, hasta ahora me he negado a decirlo. Otras personas si me lo dijeron, incluso, cuando prometieron no hacerlo.

Duele que alguien a quien consideras importante en tu vida te lo diga, mucho más que no sea capaz de decírtelo a la cara, que por simple deducción te des cuenta de que ya te olvidaron. Y no es un olvido de la propia muerte sino de la vida.

Si bien yo nunca dije adiós, ese alguien ya me lo dijo hace mucho. Así lo entendí.

No necesariamente serás tú el que perdió a ese ser humano sino que te perdieron a ti. Sabes a lo que me refiero, ya que no siempre somos correspondidos.

Escribo sobre lo que yo llegué a interpretar y quién sabe si también te sientes identificado. Entonces, dirás adiós a alguien que realmente amas, tu pareja , un familiar o a un amigo. Decir adiós es una forma de desprenderse, incluso de liberarse.

No he dicho un verdadero adiós, y si lo hice me equivoqué porque aún no he perdido a alguien que realmente amo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.