Escritores - Poesía & Relato Géneros Johnglenn Flores Opinion

Bertha

Querida hermana,

Es la primera carta que escribo para ti, y siendo sincero no se que decirte. Antes de empezar, dejaré mi orgullo de lado, mi ingratitud, mi egoísmo y echaré llave por dentro. Ojalá no derriben la puerta hasta que termine de escribir.

Apenas recuerdo cuando recibía la noticia que llegarías-Algo que no pasaba muy seguido- No es que padezca de olvido. A lo mejor esa parte de la vida sea como la asignatura que jamás me aprendí, perdona pero era muy niño para recordarlo. Siempre era bueno verte llegar. Y a pesar que el entusiasmo se esfumaba, cuando me daba cuenta que no podía contarte mis cosas, se sentía saber de ti.

Entonces esperaba la siguiente visita, algo que no pasaba a menudo. Las esperanzas se iban agotando poco a poco, y cada día me convencía que esta vez tardarías más en volver, Además, eso que quería contarte tal vez ya lo había olvidado.

Y cada vez más grande, con más años, me volví más huraño, ingrato y con menos ganas de contarte la vida.

Así pasaron los años, y quizá cuando podía contarte las cosas, porque ya me sentía un adulto, no recordaba qué era exactamente eso. A lo mejor nada era cierto.

De lo único que estaba seguro, era que de alguna forma extrañaba a la hermana mayor, a la que la vida la mantenía ausente. Pero estaba allí.

A veces quería tomar el teléfono y llamarte. Tenia miedo que me dijeras que estabas ocupada, que llamara mas tarde, que el buzón de voz me contestara, que no quisieras hablar conmigo entre tantas cosas más.

Hoy, puedo admitir que, aparte de Mamá, eres a quien le cuento que tal me fue en el día, a quien le comento de mis proyectos, a quien le digo cuando estoy saliendo con alguien. Quizá no haya crecido contigo, sin embargo me da gusto saber de ti cada día, se siente bien saber que puedo contar contigo.

De alguna forma te extraño, y ojalá la vida te esa tregua que a Papá no se la dió, y así Podamos hablar siempre de las cosas que queramos hablar, que siempre pueda contar contigo como tu conmigo.

Quizá la vida que quería contarte de niño no la recuerdo, que la haya olvidado a propósito porque ya no tiene la misma relevancia que antes. Tal vez eran solo historias de la escuela, y lo único que quería era verte llegar a casa.

Siempre es bueno hablar contigo, de todo. Creo que siempre he extrañado volver a verte.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: